Hablemos de colesterol

El colesterol es un tipo de grasa presente en todas las células del cuerpo humano y absolutamente necesario para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Principales funciones del colesterol



El organismo humano fabrica colesterol de manera natural en el hígado (colesterol endógeno) y una menor parte nos llega a través de los alimentos.
Esa es la parte que podemos controlar a través de la alimentación. El problema puede aparecer cuando un exceso de colesterol circula por la sangre y se deposita en las paredes de nuestras arterias. Cuando sucede esto, las arterias pueden endurecerse (arteoclerosis) y estrecharse, impidiendo el paso libre de sangre y, favoreciendo problemas como la hipertensión arterial.





Colestero bueno y Colesterol malo

En una analítica de sangre, se determina la cantidad de Colesterol Total, que es la suma del HDL Colesterol (Colesterol Bueno) + LDL Colesterol (Colesterol malo).

Para circular por la sangre, el colesterol necesita una lipoproteína que puede ser la HDL (lipoproteína de alta densidad) o la LDL (lipoproteína de baja densidad).
La lipoproteína HDL lleva el colesterol de la sangre hasta el hígado, evitando que se deposite en las paredes arteriales. Por su parte la proteína LDL es la que deposita el colesterol que transporta en las paredes de las arterias favoreciendo los problemas circulatorios. Es por ello que el Colesterol HDL es el llamado colesterol “bueno” o factor de protección, frente al Colesterol LDL que se califica como colesterol “malo” o factor de riesgo.

Controla tus niveles de colesterol





Algunos factores dietéticos como la cantidad de grasa en nuestra dieta, el contenido en fibra o el colesterol presente en los alimentos, pueden tener un impacto muy importante sobre nuestra salud cardiovascular y concretamente sobre nuestros niveles de colesterol en sangre. Una de las principales medidas para controlar el colesterol a través de nuestra alimentación es reducir el consumo de alimentos ricos en grasa saturada, mayoritariamente en productos de origen animal escogiendo versiones menos grasas como las carnes blancas, productos lácteos bajos en grasa o alimentos ricos en grasas insaturadas como el pescado azul, los frutos secos y el aceite de oliva…

Para mantener una buena salud cardiovascular, es recomendable la práctica regular de una actividad física al menos 30 minutos diarios.

Consumir alimentos ricos en fibra, como frutas, verduras y cereales integrales, también es una forma de cuidar tu salud cardiovascular. En concreto, una fibra soluble presente en la avena y la cebada, llamada betaglucano, ha demostrado reducir el colesterol sanguíneo. Otro compuesto que ha demostrado reducir el colesterol, son los fitoesteroles, que podemos encontrar en productos de origen vegetal como aceites vegetales (girasol, oliva), legumbres, cereales y frutos secos, pescado azul, los frutos secos y el aceite de oliva…

Aclaraciones sobre el colesterol





Hablemos de colesterol. Lucía Bultó , junio 2016.



También puede interesarte

Atención al consumidor

Teléfono Atención al Consumidor:
900 202 106
De Lunes a Viernes
de 9:00 a 15:00

Correo postal Cuétara:
MADRID: Avda. Hermanos Gómez Cuétara,
128590. Villarejo de Salvanés
BARCELONA: C/ Travessera de Gràcia,342.
08025 Barcelona

Rellenando el siguiente formulario:

utiliza cookies propias y de terceros para fines exclusivamente analíticos. Más información.

Pulsa “Aceptar” si consientes el uso de todas las cookies.
También puedes configurar las cookies, o rechazarlas

El banner sobre cookies permanecerá visible hasta que expreses tus preferencias. No utilizaremos ninguna categoría de cookies distintas de aquellas que sean estrictamente necesarias para que funcione la página web si decides rechazarlas todas.

Configuración de Cookies:

button.button